Zapatilla doble suela de piel gimnasia artística blanco

Cód.
8100648
La ventaja del producto
Zapatillas de piel, cómodas y flexibles, con una suela en 2 partes para aportar mayor flexibilidad. Estas zapatillas son ideales para los entrenamientos o las competiciones.
Flexibilidad
Suela en dos partes para una extensión máxima del empeine.
Facilidad para poner / quitar
Elástico en el empeine y el talón.

SUS CARACTERÍSTICAS

Tallas
de la 30 a la 42.
Colores
Blanco
Composición
Exterior de : 100.0% Piel de vacuno Interior de : 100.0% Poliéster Suela de : 50.0% Caucho - caucho de butadieno (BR), Suela de : 50.0% Piel de vacuno
Concebido para
los entrenamientos o las competiciones de gimnasia.
Garantía
2 años

CONSEJOS

Consejos de almacenamiento
Airear bien las zapatillas después de cada entrenamiento.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Proponemos 3 tipos de zapatillas de gimnasia: ¿cuál de ellos debo elegir?
Para practicar deporte en el colegio o la gimnasia suave, sobre suelos más bien duros y fríos, recomendamos elegir unas zapatillas de tela con una suela semirrígida, que aportará un buen aislamiento del suelo. Para la gimnasia artística, es esencial sentir bien el suelo o los aparatos bajo los pies. Por ello, es mejor elegir unas zapatillas con suela flexible de microfibra. Por último, para la Gimnasia Rítmica se aconseja utilizar zapatillas de media punta, para proteger la zona de la puntera.
¿Por qué llevar zapatillas de Gimnasia Artística?
Muchos gimnastas practican la gimnasia artística descalzos, para mayor confort y sensaciones. Sin embargo, es preferible acostumbrarse desde temprana edad a practicar con zapatillas. En primer lugar por la higiene, para evitar el contacto directamente con la piel. En segundo lugar por la adherencia: es preferible usar zapatillas en vez de calcetines para no resbalar. Y por último, para evitar el molesto síndrome de Sever, que se produce durante el periodo de crecimiento del niño.
¿Qué es el síndrome de Sever?
Los golpes continuados sin amortiguación provocan microlesiones en la zona del talón que provocan dolores que impiden al gimnasta continuar practicando. Este síndrome se manifiesta durante la fase de crecimiento, no es grave y desaparece con reposo. No obstante, para evitarlo, es preferible llevar zapatillas, en las que se puede insertar una talonera para amortiguar las recepciones y prevenir la aparición de este síndrome.
IR ARRIBA