ZEN, INTENTA SER ZEN

(3)

Estrés laboral, competición alocada u horarios desmesurados… Se ha vuelto a apoderar de ti el estrés. Sin embargo, has puesto todo de tu parte para evitarlo, pero vuelve al galope… Descubre métodos eficaces para aprender a desestresarte en el día a día.

 

Come zen: adiós a los bocadillos

A la hora de comer, sueles ir a buscar un bocadillo para comerlo delante del ordenador y poder acabar con el trabajo que tienes pendiente… Algo que se va repitiendo con el paso del tiempo y se convierte en una costumbre muy fea. Aparte de los problemas nutricionales que puede causar un comportamiento así, casi nunca te tomas el tiempo de hacer un verdadero descanso con una comida de verdad.

Sin embargo, una buena alimentación no se contenta con llenar el estómago, sino que también alimenta el alma. ¡Concédete una pausa! Sal de tu lugar de trabajo para regalarte una comida completa. Invita a algunos amigos o sumérgete en un libro, que es perfecto para relajarse. En cuanto a la comida, opta por alimentos integrales, como un plato de pasta, por ejemplo. Además, también te puedes tomar un plátano, que es bueno por la serotonina que aporta buen humor. Sazona tus platos con perejil o cilantro por su linalol que ahuyenta las ideas oscuras.

 

Tómate el tiempo de reír

Las crisis de histeria de alguna gente, los resultados que se hacen esperar, las disputas imprevistas… Por qué no te ríes de todo esto? La risa es un verdadero ejercicio físico interior que se acompaña de la producción de endorfinas que se expanden en abundancia por el cerebro. Te proyecta hacia el placer y te ayuda a ver la vida de otro color. El espíritu lúdico ayuda a relajar y cultiva el bienestar. En definitiva, ¡échate a reír a carcajadas con regularidad y apártate de los pesimistas! Apúntate a clases de yoga de risa. En esta modalidad, se efectúan ejercicios de yoga, estiramientos y relajación que permiten reconectar progresivamente con la alegría de vivir. En este caso, se calienta la risa con ejercicios que la provocan, como la mímica. La risa se vuelve cada vez más espontánea hasta que es de verdad. Un ejercicio que permite aflojar totalmente y liberarse de todo lo que pesa.

 

A partir de ahora, levanta el pie

Si quieres alejar el estrés y recargarte de energía, prueba con la reflexología podal. Una técnica que existe en China desde hace milenios y que solo proporciona beneficios para calmar cuerpo y mente. Los innumerables circuitos reflejos de las plantas del pie regularizan las funciones del organismo estimulando estos puntos de energía, con la que se puede aliviar un gran número de males que afectan a la vida. Este método de masaje desanuda la tensiones nerviosas, ahuyenta las malas energías y restablece el equilibrio del organismo.

 

En casa, después de un día de trabajo, puedes hacerte tu propia sesión de reflexología. El punto que tienes que estimular se encuentra debajo del pie y se corresponde con el plexo solar (diafragma), que es donde se concentran las tensiones. Masajea con presiones durante un minuto la parte superior de la planta del pie, hasta llegar por encima de la articulación de los dedos del pie, soltando algunas veces.

 

Pásate al Feng Shui

Desorden por doquier, objetos sin ton ni son… ¿Y si el problema viniera de tu interior? Para eso, descubre el Feng Shui. Un arte chino que sirve para optimizar el acondicionamiento de la vivienda y armonizar las energías que circulan en él. Su objetivo consiste en favorecer la circulación del chi de buena calidad. El Feng Shui permite vivir mejor y poner orden en la vida para alcanzar una mejor realización personal. En definitiva, hay que armonizar el hogar para aumentar la calidad de vida y ahuyentar el estrés. Si tu casa es un reflejo de ti, te sentirás bien en ella y progresarás sin problema en tu vida.

 

¿Cómo? Reacondicionando el interior para facilitar la circulación del chi. Empieza por eliminar las cosas inútiles,: deshazte de los objetos superfluos e inútiles que no hacen más que estorbar. El concepto de espacio es fundamental. Evita al máximo las esquinas puntiagudas y los salientes cortantes que rompen la energía. Asimismo, quita las imágenes negativas y violentas de la decoración.

 

Acaba con el insomnio

¿Las angustias se apoderan de ti incluso en cama y te alteran el sueño? Prueba con este remedio de abuela para calmar tus noches. Vierte en la almohada unas 5 gotas de aceite esencial de lavanda o coloca una bolsita de flores secas de lavanda (que puedes preparar tú). ¿Por qué? Porque unos investigadores japoneses han demostrado que oler aceite esencial de lavanda cada día durante 5 minutos tiene efectos contra el estrés, sobre todo porque reduce la hormona cortisol, que es la hormona del estrés. Con este truco, podrás dormir con más tranquilidad. Un gesto sencillo que deberás aplicar cada día a la hora de acostarte para mejorar la calidad de tu sueño. ¡Duerme bien y en calma!

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
MULTIDEPORTES
conseil-cross-corps-sante-vacances-zen-avant-le-depart

¿Unas semanas antes de irte de vacaciones y todavía estás estresado? ¡Domyos te da sus secretos para administrar este período difícil para irte de vacaciones con la mente tranquila!

(14)
IR ARRIBA