YOGA MINUTO: ILUMINA TU MIRADA

(5)

Para realizar esta sesión de yoga para los ojos, instálate en un lugar tranquilo, propicio para relajarse. Necesitas una esterilla o tapiz de yoga y una indumentaria cómoda con la que te sientas a gusto. Para conseguir una mayor eficacia, sería idóneo reproducir estos ejercicios varias veces al día (3 veces), durante unos quince minutos. ¡Acaba con la vista cansada!

 

Ejercicio n.º 1: la burbuja (regenerar los ojos)

Frota una mano contra otra para producir calor y colócalas delante de los ojos cerrados, como una carcasa, durante un minuto. Al quedar resguardados, los ojos se relajan… Sumidos en la oscuridad y acurrucados con un calor suave, se regeneran y relajan… Al mismo tiempo, trabajas la acomodación de la vista entre claridad y oscuridad.

 

Ejercicio n.º 2: círculo de los ojos (mejorar la miopía)

Fija la mirada en un punto de frente. Sin mover la cabeza, lleva la mirada hacia arriba, lo más lejos posible, y hacia abajo, a izquierda y derecha. Vuelve al centro. Continúa con el ejercicio haciendo grandes círculos con los ojos, en el sentido de las agujas del reloj: trata de mirar lo más lejos posible hacia los lados. De nuevo, lleva la mirada hacia el centro. Repite el mismo trayecto en el sentido contrario al de las agujas del reloj. Cuando tus ojos vuelvan al centro, relájalos con el movimiento n.º 1. Repite el ejercicio una decena de veces.

 

Ejercicio n.º 3: de lejos y de cerca (aliviar los ojos)

Sitúa el dedo índice a la altura de los ojos. Fíjate en él al máximo, acercándolo lo más posible a la nariz. Intenta conservar la nitidez. Del mismo modo y sin apartar la mirada del dedo índice, aléjalo tan lejos como sea posible, estirando el brazo hacia adelante. Vuelve a acercarlo a la nariz, sin perderlo de vista. Repite el ejercicio una veintena de veces, lentamente.

 

Ejercicio n.º 4: entre líneas (prevenir la presbicia)

Coge un libro. Ábrelo por una página y sigue con la mirada las líneas blancas entre las líneas de texto. Repite el ejercicio en 1 o 2 páginas, durante 5 minutos. Verás que al cabo de unas sesiones de entrenamiento, la lectura será más fluida y mucho más agradable. ¡Los progresos son muy rápidos! De esta forma, volverás a disfrutar mucho más de la lectura, no entre líneas, sino del texto.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA