RELAJAR LA PRESIÓN CON LA SOFROLOGÍA

(1)

¿Necesitas un descanso para sentirte bien? Regálate un momento de relajación absoluta probando con la sofrología. Poco importa la edad y la condición física, ¡vale para todo el mundo!

 

¿Qué es la sofrología?

La sofrología es un método que creó en 1960 el neuropsiquiatra Alfonso Caycedo. Después de haber utilizado las terapias habituales de la época, se centró en la necesidad de modificar el estado de consciencia de sus pacientes para curar sus patologías. Inspirándose en los diferentes métodos, la sofrología Caycediana hace una síntesis entre las técnicas occidentales (hipnosis y fenomenología) y orientales (yoga, zen…). Como relajación corporal y mental, se basa esencialmente en el descanso físico que se logra con ejercicios de relajación dinámica: respiración y visualización de imágenes positivas. En la actualidad, se utiliza como técnica terapéutica o como filosofía de vida.

 

¿De qué sirve la sofrología?

Sirve para mejorar la vida cotidiana y reforzar el equilibrio entre nuestras emociones, nuestros pensamientos y comportamientos; tal es el sentido de la sofrología. En otras palabras, la sofrología permite a cada uno encontrar nuevos recursos en sí mismo y mejorar su calidad de vida. Su finalidad es la de transformar nuestras angustias o fobias en pensamientos positivos.

 

La práctica regular de la sofrología permite trabajar la concentración y la memorización, gestionar las emociones y ahuyentar el estrés, los nervios o incluso luchar contra las conductas de fracaso. Además, sirve para librarse de los trastornos del sueño y desarrollar la confianza en uno mismo. También puede ser útil cuando se está a dieta, para dejar de fumar o acabar con cualquier otra dependencia. Cada sesión es un excelente medio para disfrutar de un momento de calma y tranquilidad.

 

¿Para quién?

¡Todo el mundo puede recurrir a la sofrología! A cualquier edad, esta medicina suave ayuda a encontrar la calma.

 

  • Los niños y adolescentes para aprender a controlar mejor sus emociones, enfrentarse a sus angustias y gestionar los conflictos en clase o en casa. Más tarde para prepararse a los exámenes y las entrevistas de trabajo.

 

  • Los adultos de cualquier edad para aprender a gestionar el estrés, reducir los trastornos del sueño, mejorar la concentración y la memoria.

 

  • Los deportistas para prepararse mentalmente a sus objetivos y mejorar su rendimiento.

 

  • Las personas discapacitadas también pueden asistir a sesiones de sofrología porque se pueden adaptar todos los ejercicios

 

  • Las embarazadas para prepararse a la maternidad.

 

¿Cómo se desarrolla una sesión de sofrología?

Una sesión de sofrología se desarrolla en cinco partes:

 

  • Diálogo presofrónico o prerrelajación. La sesión empieza con un diálogo en el que se evocan las cosas que le preocupan a uno, lo que se vive o se siente. El especialista escucha y formula preguntas para conocer mejor a la persona. Después, le propone una sesión adaptada a sus necesidades, dándole previamente las explicaciones necesarias.

 

  • Relajacióndinámica o sofronización: con ejercicios de respiración basados enmovimientos de contracción y relajación del cuerpo, el sofrólogo te llevará hacia el descanso corporal o estado llamado «sofrónico». La sofronización consiste en relajar alternativamente cinco sistemas del cuerpo (cara, hombros, etcétera). En general, se efectúa de arriba abajo (desde la cabeza hasta los pies) y estando sentado para no quedarse dormido. Cuando se llega al estado de relajación o sofronización, se le llama nivel «sofroliminal» (relacionado con el estado «Alfa» de la relajación).

 

  • Activación intrasofrónica o relajaciónestática: te colocas en una posición confortable y, con los ojos cerrados, te dejas llevar por la voz del sofrólogo, que te conduce hacia el descanso global (cuando uno está a punto de quedarse dormido). Cuando alcances este estado de relajación profunda, te invitarán a visualizar imágenes positivas y agradables que fomentar los beneficios de la relajación. Este estado favorece el trabajo de las palabras y de las imágenes que emergen.

 

  • Desofronización: o salida del estado de relajación con una recuperación progresiva del tono muscular, en combinación con un regreso al estado de vigilia atenta. La desofronización suele realizarse de abajo arriba (de los pies a la cabeza).

 

  • Diálogo postsofrónico y fenodescripción. La sesión se termina con un diálogo sobre lo experimentado.Se cuenta la experiencia y todas las sensaciones que se han percibido. Además, es el momento para definir con el sofrólogo un programa de ejercicios para realizar cada día en solitario con el fin de obtener resultados con mayor rapidez.

 

Importante

Recuerda que una sesión de sofrología dura en torno a una hora. Si hay problemas de ansiedad, estrés o insomnio, se necesitan entre 5 y 20 sesiones para superar la dificultad. Si tu caso necesita un trabajo profundo de sofroanálisis, se recomiendan varios años de práctica (2 o 3). Existen también clases colectivas, que se centran mucho más en la relajación y el bienestar. El precio de una sesión individual oscila entre los 50 y los 70 €.

 

Si el estrés te está consumiendo y quieres encontrar la calma sin tener que recurrir a medicamentos, ¡esta medicina suave es lo que necesitas! Cuando la cabeza ya no responde y el cuerpono se comporta como debiera, confía en la sofrología para reequilibrar el conjunto.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA