¿SE PUEDE HACER DEPORTE DE NOCHE?

(4)

¿Se recomienda practicar deporte de noche? Una pregunta que se repite constantemente, porque mucha gente practica una actividad deportiva al final del día. Poco tiempo a la hora de comer, ritmo de trabajo frenético… ¿A cuántos no les queda más remedio que hacer deporte de noche? Sin embargo, ¿es bueno para la salud?

 

El mejor momento para practicar deporte depende de cada uno, porque todos tenemos un ritmo de vida diferente. Sería ilusorio pensar que existe un momento específico en el que el cuerpo está más preparado para realizar ejercicio físico. La cuestión es: ¿se puede hacer deporte de noche? Domyos te ayuda a hacer balance.

 

¿Cuál es el mejor momento para hacer deporte?

Según la motivación de cada cual, el mejor momento para hacer deporte puede variar ligeramente. Antes de nada, cabe destacar que la temperatura del cuerpo varía en función de la hora del día. La temperatura más baja se registra entre una y tres horas antes de levantarse por la mañana y la más alta al final de la tarde, alrededor de las siete. Está comprobado que, cuanto más alta sea la temperatura del cuerpo, mejor es el rendimiento físico. De esta forma, se puede considerar que el momento más propicio para entrenar es el final de la tarde.

 

Más vale tarde… que nunca.

¿Quieres saber cuál es el mejor momento para practicar deporte? El momento más adecuado sigue siendo la mañana, porque el organismo está en plena forma y preparado para dar lo mejor de sí. Sin embargo, tampoco se trata de descartar la posibilidad de hacer deporte de noche. Se suele decir que no es bueno para el organismo, pero no hay de qué preocuparse: ¡más vale tarde que nunca! El ejercicio físico al caer la tarde permite relajarse después de un largo día. Además, permite regular el apetito y estabilizar el peso, porque el sobrepeso es un factor de perturbación del sueño (trastornos de la respiración, ronquidos…).

 

Deporte de noche: cuidado con el sueño

Suele decirse que para dormir bien, más vale no hacer deporte al final del día. En efecto, a partir de las nueve, la temperatura del cuerpo desciende y la vigilancia disminuye, porque el organismo se va preparando para la hora de acostarse. Por tanto, hacer deporte en esta franja horaria puede perturbar el ritmo biológico. El deporte es un verdadero excitante: la adrenalina y demás hormonas estimuladoras que se secretan durante el esfuerzo afectan al sueño. Por consiguiente, se suele recomendar esperar al menos dos horas para acostarse después de hacer deporte.

 

Consejos básicos

Con el fin de no desajustar el organismo y no afectar a la calidad del sueño, sigue estos consejos:

  • empieza la sesión lo antes posible

  • decántate por ejercicios de resistencia

  • evita al máximo las competiciones

  • hidrátate con regularidad

  • insiste en los estiramientos al final de la sesión y preocúpate por el regreso a la calma

  • termina el entrenamiento con unos minutos de relajación

  • tómate una ducha tibia

 

 

 

Si quieres determinar cuál es el instante más favorable para hacer deporte, estate pendiente de tu reloj interno, que vale más que cualquier recomendación. Experimenta hasta encontrar el ritmo que mejor te convenga y, más que nada, piensa en tu salud ante todo. Recuerda que siempre compensa la regularidad: 30 minutos de ejercicio físico, cualquiera, pero cada día.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA