LA PÉRDIDA DE PESO EN LOS HOMBRES

(3)

Hoy en día, las mujeres no son las únicas que quieren cuidar su línea. Cada vez son más los hombres que se preocupan por su peso, y muchos de ellos quieren ponerse a dieta. ¿Su motivación principal? ¡Su aspecto! Estar delgados para estar guapos, ese es el objetivo.

 

Así que, señores, si quieren perder unos kilos para estar guapos, pero también desean cuidar la salud y mantenerse en forma, sigan nuestros consejos.

 

Hombres y mujeres: dos cuerpos diferentes

Es importante saber que en los hombres, la masa muscular está mucho más desarrollada que en las mujeres. Los hombres tienen de 7 a 8 kg más de músculos, ¡y de media 1 kg de músculo elimina 18 kcals al día en reposo! O sea que: ellos queman cada día más calorías que las mujeres, lo que les permite adelgazar más rápidamente. Además, tienen tendencia a picotear menos que sus homólogas femeninas. ¡Injusto, pero muy cierto!

 

Por otra parte, los hombres acumulan más peso en la parte superior del cuerpo (barriga, mentón, cuello....). Se considera que un hombre tiene sobrepeso si su contorno de cintura mide entre 94 y 102 cm. Si lo supera, es obeso y debería ponerse a dieta.

 

Para ello, y al igual que ocurre con las mujeres, hay que encontrar un equilibrio alimentario sólido, que permita mantener la forma física y mental. El objetivo es reducir el aporte calórico, mientras se hace deporte de manera regular. Los hombres son los campeones a la hora de comer mal, así que no lo tienen fácil, pero aún así es posible.

 

Come sano

Para equilibrar de la mejor manera posible la alimentación, se aconseja combinar en las comidas los glúcidos lentos (cereales, patatas...) con las grasas vegetales, las proteínas con las verduras, los cereales con las legumbres (lentejas, guisantes, habas, soja...) o los cereales con las proteínas ligeras (huevos, jamón sin grasa...).Atención, las dietas vegetarianas o a base de sopas están totalmente prohibidas en los hombres, porque no son suficientemente consistentes. Por último, es muy importante equilibrar las comidas en función del momento del día.

 

Un desayuno completo

Para empezar bien el día y estar en forma, toma un buen desayuno, ¡no es el momento de privarse! Por ejemplo, puedes comer perfectamente un cuarto de barra de pan con mantequilla, con una bebida caliente sin azúcar, un zumo de fruta que contenga un 100% de fruta, y un producto lácteo. Si quieres empezar un régimen más drástico, leche de soja, cereales, miel, producto lácteo desnatado y huevo son tus aliados.

 

Una comida equilibrada

Al mediodía, con el estómago hambriento, resiste la tentación y come equilibrado. Puedes optar por un bocadillo sin mayonesa, con carne blanca y pan integral. También puedes combinar una carne con verduras, un yogur y agua. Si tienes tiempo de cocinar, evita preparar platos demasiado grasos, y apuesta por cocinar a la papillote, al vapor o al wok. Y si no puedes vivir sin salsas, piensa en el queso blanco con 0% de grasa, y en el cebollino o el limón, para preparar salsas ligeras.

 

Una cena ligera

No es el momento de dejarse llevar: la cena tiene que ser ligera para que el cuerpo no almacene las grasas durante el sueño. Puedes comer pescado, oleaginosas (nueces, almendras...) y beber una infusión. Y los que no sean grandes cocineros, siempre pueden preparar un plato sencillo, ligero y rápido: pasta con una salsa de tomates frescos y un poco de parmesano. Si el cuerpo os lo pide, podéis repetir esa comida hasta 3 veces por semana.

 

Haz deporte

Nunca lo repetiremos bastante, la mejor manera de perder peso es hacer deporte. Si empiezas a tener un poco de barriguita o michelines, es la solución ideal. Nada mejor que una buena sesión de abdominales para recuperar el vientre plano.

 

Para adelgazar de manera eficaz, los deportes de resistencia son lo mejor que hay. Running, ciclismo, natación, marcha... ¡Tú decides! En cambio, evita la musculación, porque la grasa se transformará en músculo, y como el músculo es más pesado que la grasa, ¡no vas a perder ni un kilo!

 

Por último, la clave del éxito es una práctica regular, es decir un mínimo de 2 a 3 horas de deporte a la semana. ¡Ármate de coraje y tendrás un resultado garantizado!

 

Resiste la tentación

Cuando se hace régimen, la consigna es, claro está, "RE-SIS-TIR". Sí, no será fácil, pero es el precio que tenemos que pagar para tener unos kilos menos. También puedes compensar fácilmente la frustración gracias al deporte. Estos son nuestros consejos para resistir la tentación:

 

  • Si te entra hambre entre comidas o si tienes costumbre de picar algo, apuesta por las frutas, la barritas de cereales o por fuentes de proteínas como el jamón.
  • En el momento del aperitivo, evita en lo posible el alcohol. Toma palitos de surimi o zanahorias, en vez de cacahuetes.
  • Reduce el consumo de pan y de queso, que solo deben estar presentes en una de las comidas del día.
  • Come pescado a la papillote al menos tres veces a la semana, ¡es muy bueno para el régimen y para la salud!
  • Bebe mucha agua para evitar la sensación de hambre.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
Bicicletă VS930
399,99 €*
4.00 / 5 55 Opiniones
    Cinta para correr EShape Booster E CONNECTED
    desde
    899,99 €699,99 €*
    3.50 / 5 41 Opiniones
      FITNESS
      conseils-musculation-dietetique-regime-alimentaire-et-musculation

      Si tú también quieres aumentar tu masa muscular eficazmente y perder grasa, te proponemos una pequeña selección de menús a respetar en función de tus necesidades y objetivos.

      (4)
      IR ARRIBA