Pasatiempos antiestrés

Desestresarse suavemente, ¿acaso no es lo que deberíamos aprender a hacer cada día? Cuando el estrés contamina nuestro día a día y se convierte en una pesadilla, acaba por afectar a nuestro reloj biológico…Cansancio nervioso, pánico o malestar, todo esto nos envenena y perjudica a nuestro entorno. A partir de ahora, ya sea en casa o en el trabajo, adopta este mantra «dejadme en paz» para arrinconar el yo interior que está perjudicando a tu estado de ánimo y que te presiona… ¡Tómate la vida con más calma! Si necesitas ayuda, te presentamos 5 consejos para evacuar el estrés cotidiano: tranquilidad, aromaterapia, colores, respiración, sabores…

 

¿El estrés puede contigo y te apetece un descanso para sentirte bien? ¿Cómo se puede evacuar el estrés y aliviar las tensiones? Estos son algunos trucos que puedes aplicar en cualquier momento para ver la vida de otro color y mantenerte zen, ¡cada día!

 

Dejarse mecer

¿Has probado alguna vez a apreciar el silencio y la tranquilidad ambiental? A veces no es fácil de conseguir si no se puede disfrutar de un momento a solas en casa. Este es un truco para remediarlo: busca una melodía suave o una música de relajación, una aria sagrada… Si no la puedes escuchar a solas, ponte unos cascos. En apenas unos minutos, te sumergirás en la melodía, un verdadero momento de evasión para cuerpo y mente. El oído también puede ayudar a relajarte, tómate el tiempo de dedicarte esos momentos para ti.

 

Sentir el bienestar

Estar más cerca de la naturaleza y de lo que desprende: los olores de las flores, los efluvios al borde del mar, los aromas de una noche de verano… todo lo relacionado con buenos recuerdos o lo que nos hace pensar en una atmósfera única… Descubre los beneficios de la aromaterapia! Una medicina suave con aceites esenciales que se utiliza para mitigar, aliviar y cicatrizar. Si quieres disfrutar de una relajación natural, prueba el aceite esencial de azahar o el de neroli. Su aroma suave y exquisito está especialmente diseñado para los estados de ansiedad. Antiarrugas, anticansancio, antidepresivo, sus propiedades calmantes son muy eficaces también contra el insomnio. En caso de tensiones, no dudes en masajearte o a que te den un masaje con unas gotas de este aceite.

 

Calmar el juego de colores

¿Sabías que lo primero que recordamos es el color? Sabías además que existen colores estresantes, como los colores cálidos y el rojo, mientras que otros calman con el verde, por ejemplo. No es de sorprender puesto que caminar por la naturaleza nos sienta la mar de bien. Aprovecha para revisar tu interior y desterrar los colores oscuros que son fuente de estrés. Nada mejor como un remanso de paz para recargar las pilas. Deja que entre la luz en ti para que el bienestar sea mayor. Porque la sombra es más bien un signo de tristeza. Piensa que ya es el momento de acondicionar tu nuevo yo interior: soleado y con colores suaves y relajantes… ¡un lugar propicio para descansar!

 

Respirar con el vientre

A menudo solemos olvidar que en la respiración intervienen muchos músculos, como el diafragma, que se trabaja con el vientre. De esta forma, comprendemos por qué aprender a respirar con el vientre es esencial y muy beneficioso. En un estado de tranquilidad, nuestro vientre se hincha al inspirar porque los pulmones se relajan hacia abajo. En cambio, cuando estamos nerviosos, el diafragma se paraliza e impide que los pulmones bajen. Resultado: la respiración es torácica e incompleta. Por tanto, conviene aprender a respirar con el vientre para ayudar a la respiración, para conseguir una respiración lenta y profunda, idónea para relajarse y también para favorecer la digestión (sí, porque se fortalece el vientre). Un ejercicio práctico y eficaz:

 

Siéntate en el suelo contra una pared o túmbate boca arriba para realizar este ejercicio (respiración abdominal):

 

  • Inspira lenta y profundamente por la nariz.
  • Apoya una mano en el vientre y espira por la boca, metiendo ligeramente el vientre (puedes empujar con la mano para meter el vientre).
  • Inspira por la nariz hinchando únicamente el vientre.
  • Sopla lentamente por la boca (la espiración es más lenta que la inspiración).
  • Repite el ejercicio 3 veces seguidas.

 

Saborea el descanso

Nunca nos cansaremos de repetirlo: equilibrar las comidas y comer sano es fundamental para mantener una salud de hierro. A partir de hoy, ponle una barrera a los amigos indeseados: alcohol, café, tabaco, bebidas gaseosas, grasas saturadas… Elimina estos pequeños placeres que dificultan el regreso a la calma y el equilibrio interior… Empieza el día con un desayuno de frutas: Puedes elegir entre una manzana, un plátano, dos albaricoques, una pera… o un zumo de fruta, 100 % de zumo, para llenarte de vitaminas C. Para media mañana, llévate 5 avellanas en el bolsillo: son ricas en magnesio (contra el estrés), en fósforo (contra el cansancio intelectual), pero también en omega 9 (contra el colesterol malo). Estos frutos secos con muy energéticos. Si no te gustan las avellanas, siempre las puedes cambiar por un yogur natural: porque la lactorfina es muy ansiolítica.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA