LOS MECANISMOS DE NUESTRO CORAZÓN

(1)

Prácticamente una vez y media más grande que nuestro puño, con un peso que va de 300 a 350 gramos, late más de 100 000 veces al día. Bombea de 4,5 a 5 litros de sangre por minuto a razón de 60 a 80 latidos en reposo. En total, puede realizar más de dos mil millones de latidos en una sola vida. Esta fabulosa máquina, es nuestro corazón, ese órgano muscular hueco que nos permite vivir.

 

Músculo robusto pero frágil, el corazón necesita un cuidado especial. Descubre sus mecanismos para comprender mejor las claves de su buena conservación.

 

El funcionamiento del corazón

Situado entre los pulmones, en medio del tórax, el corazón es el motor del sistema cardiovascular, la bomba del sistema circulatorio. Su papel es bombear la sangre que envía a todos los tejidos de nuestro organismo, permitiendo su funcionamiento. Para bombear toda esa sangre, el corazón necesita oxígeno y nutrientes aportados por las arterias coronarias.

 

El corazón está constituido de cuatro cavidades:

  • dos cavidades superiores, las aurículas,
  • dos cavidades inferiores, los ventrículos.

 

Estas cavidades bombean cerca de 8000 litros de sangre al día con la ayuda de unos 60 a 80 latidos cardíacos por minuto en reposo. En la parte superior de la aurícula derecha, encontramos una pequeña zona de tejido cardíaco llamada nodo sino-auricular. Es la que controla el mecanismo de los latidos. En realidad, da la orden a nuestro corazón de acelerar sus latidos durante un esfuerzo o de ralentizarlos cuando estamos en reposo.

 

Cada mitad del corazón es independiente de la otra. El lado derecho recibe la sangre «sucia», pobre en oxígeno, utilizada por el organismo y la reenvía a los pulmones para que eliminen el dióxido de carbono con el fin de re-oxigenar la sangre. Es la arteria pulmonar la que envía esta sangre «sucia» a los pulmones, es de hecho la única arteria del cuerpo humano que transporta sangre poco oxigenada. El lado izquierdo recibe la sangre «limpia», re-oxigenada, y la distribuye en todo el organismo.

 

Cuando el corazón se contrae, la sangre es propulsada en la aorta, el mayor vaso sanguíneo del cuerpo, y es distribuida en todo el organismo gracias a una red de arterias. En realidad, el ventrículo izquierdo es mucho mayor que el derecho porque debe tener una fuerza suficiente para que la sangre pase por todo el cuerpo.

 

La estructura del corazón

El corazón tiene un diámetro medio de 12 a 14 cm incluso si es ligeramente más grande para el hombre. En un adulto, pesa de 300 a 350 gramos. Su estructura es la misma para todos los mamíferos y para los pájaros, la única diferencia es la frecuencia cardíaca media (¡por ejemplo, para una ballena gris, es de 9 latidos por minuto!). En el ser humano, el ritmo cardíaco es más elevado en las mujeres que en los hombres y es mayor en los niños que en los adultos.

 

Finalmente, las variaciones importantes de ritmo cardíaco llevan un nombre: la taquicardia cuando el pulso es rápido y la bradicardia cuando es lento. También se puede registrar la actividad eléctrica de un corazón con la ayuda de un electrocardiograma.

 

La preservación del músculo cardíaco

El corazón es un órgano bastante robusto. Pero si no lo cuidamos lo suficiente, se fragiliza y se vuelve más vulnerable. Ahí van unos consejos para limitar el riesgo de enfermedades cardiovasculares o ataques cardíacos:

 

  • tener una alimentación equilibrada moderando su consumo de comida demasiado grasa o salada para conservar un peso estable (la obesidad aumenta considerablemente el riesgo de ataques cardíacos). También hay que evitar beber alcohol para impedir la aparición del colesterol «malo».
  • De la misma manera, comer a diario frutas y verduras y consumir con regularidad alimentos ricos en omega 3 tales como el pescado graso, aceite de colza, nueces o soja que protegen de las enfermedades cardiovasculares.
  • Evitar fumar para reducir el riesgo de padecer estas enfermedades
  • No te olvides de los cuidados médicos y de seguir las prescripciones de tu médico. Vigilar los síntomas de las enfermedades cardíacas.
  • Reducir su estrés encontrando un alivio en la meditación por ejemplo. El estrés es muy malo para el corazón.
  • Hacer ejercicio (se aconseja de 30 a 60 minutos al día) para tonificar el corazón y conservar un peso estable. ¡Pues sí, el corazón es un músculo que hay que cuidar!
  • Verificar cada año su porcentaje de colesterol para prevenir el riesgo de enfermedades y hacer que ese porcentaje siempre sea sano (por debajo de 100). A pesar de todo hay que conservar el «buen» colesterol.
  • Verificar de la misma manera su presión arterial y conservarla a un nivel normal.

 

Si deseas obtener más información sobre tu salud cardíaca, no dudes en consultar a tu médico.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
Cuerda para saltar CONFORT
6,99 €*
4.10 / 5 194 Opiniones
    Bicicletă VS730
    249,99 €*
    4.10 / 5 80 Opiniones
      Cinta para correr EShape Booster E CONNECTED
      desde
      899,99 €699,99 €*
      3.50 / 5 41 Opiniones
        MULTIDEPORTES
        conseils-Pourquoi-faut-il-muscler-son-coeur

        El corazón es un músculo y al igual que los demás, necesita ser desarrollado. ¿Cómo? ¡Gracias a la actividad física! Hay que saber entrenarlo para que goce de una buena salud…

        (1)
        IR ARRIBA