¿QUÉ DEPORTE PRACTICAR DURANTE UNA DIETA?

(2)

Si existiese una receta milagrosa o una dieta de choque para perder peso rápidamente, ¡todo el mundo lo sabría! Aun a riesgo de decepcionarte, adelgazar es una cuestión de sentido común. Descubre por qué.

 

Tanto si quieres perder 2 como 5 o 10 kilos, la cantinela es siempre la misma. Primero, hay que empezar por equilibrar la alimentación en función de las características de cada uno (edad, sexo, estilo de vida…) y combinar este nuevo régimen alimentario con ejercicio físico. Es la mejor ecuación para moldear la silueta: Si quemas más calorías durante el día de las que consumes, eliminarás forzosamente masa grasa. Eso sí, para eso, ¡hay que MOVERSE!

 

Antes de elegir

¿Sabías que el organismo no procesa de la misma forma sus reservas de glúcidos y lípidos en función de los deportes que se practiquen? Así es, la energía que necesita depende del tipo de esfuerzo a que se someta y su intensidad. Nuestro cuerpo funciona con diferentes carburantes que actúan en función de la actividad física que se realice. Por ejemplo, en los deportes de poca potencia pero de resistencia, a partir del tercer minuto y en adelante, movilizamos azúcar, al que se le añade lípido. Esta es la franja que nos interesa para perder peso.

 

Recuerda que, ante todo, los esfuerzos moderados y prolongados son los que queman las grasas, más que los ejercicios breves e intensos. Con una buena oxigenación, la sesión puede durar varias horas. Cuanto más entrenes, más grasa perderás. Si quieres adelgazar, tienes que hacer ejercicios aeróbicos entre el 60 y el 70 % de tu frecuencia cardíaca máxima autorizada (FCMA). En teoría, ese número de pulsaciones se obtiene con este cálculo: 220 menos la edad de la persona (226 para las mujeres, cuyo corazón suele latir ligeramente más rápido que el de los hombres).

 

¿Qué deportes ayudan a perder peso?

Los deportes de resistencia, ¡sin duda! Nada mejor que caminar, correr y pedalear. En cuanto el tiempo lo permita, procura hacer ejercicio al aire libre para relajarte. Si retomas el deporte, prueba el entrenamiento cardiovascular, porque es lo más apropiado para recuperar la línea. Además, es un medio excelente de trabajar la respiración y cuidar la salud cardíaca. Es la base de todo entrenamiento para mejorar la condición física, afinar y tonificar el cuerpo. Dispones de varios aparatos a tal efecto: cinta de correr, bicicleta estática o elíptica, step o máquina de remo. Ya no tienes excusas para no hacerlo, siempre puedes ir a un gimnasio o continuar con tus sesiones en casa, si inviertes en este tipo de material. Por último, ten en cuenta que no hay un ejercicio más beneficioso que otro, todo depende de la morfología, la edad y el peso. ¡Elige el ejercicio que te sea más conveniente y que te permita disfrutar practicándolo!

 

¿Cómo entrenar para adelgazar?

La palabra clave: regularidad. Es lo único que importa para obtener resultados en el tiempo. Deberías fijarte un programa deportivo para cumplir con los entrenamientos. Lo idóneo sería, como mínimo, 30 minutos cada día o tres sesiones por semana de 45 a 60 minutos. Lo fundamental no deja de ser practicar alguna actividad física regular y no de vez en cuando e intensamente. Empieza progresivamente, sin superar tus propios límites. Escucha tu cuerpo y procura siempre no perder el aliento. Durante el ejercicio, te tiene que costar respirar un poco, sin que te impida hablar y decir cuatro o cinco palabras. ¡No te olvides de hidratarte correctamente durante el esfuerzo! En apenas dos o tres meses, podrás perder peso y recuperar la línea.

 

 

 

A partir de ahora, ya tienes algunas pistas que te ayudarán a perder peso con mayor rapidez gracias al deporte. Nunca te impongas un régimen draconiano, porque corres el riesgo de desequilibrar el organismo. Decántate más bien por una alimentación sana en combinación con ejercicio físico.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA