¿Cómo tener un vientre más plano este verano?

(2)

Cuando llega el verano, siempre tenemos la misma obsesión: ¡reducir la barriga para que nos quede bien el bañador! ¡Aquí tienes algunos consejos para vivir un verano en plena forma, con un vientre plano, firme y magnífico!

 

Ya lo has leído todo sobre el tema, pero cada verano te mortifica la misma cuestión: "¿no sé si atreverme a ponerme el bikini por culpa de los michelines y del vientre hinchado?" Sí, puedes ponértelo, siempre que sigas nuestros consejos para estar en forma y adelgazar...

 

¡Para tener un vientre más plano hay que comer!

¡Vale más hacer 4 comidas poco abundantes que 3 comidas copiosas! Parece algo evidente y sin embargo cada vez más se trata de una idea preconcebida, ya que los profesores, los dietistas y los nutricionistas no se ponen de acuerdo sobre el tema. En realidad, se trata más de una cuestión social y cultural. Lo más importante es comer los alimentos adecuados y masticarlos bien (los alimentos impregnados de saliva no fermentan en la barriga).

 

¿Qué alimentos hay que comer para tener un vientre más plano?

  • Alimentos ricos en fibra: permiten combatir el estreñimiento (y por lo tanto el efecto de vientre hinchado), pero hay que ir con cuidado con algunas fibras, porque pueden irritar, sobre todo las leguminosas (lentejas, garbanzos y judías blancas).
  • Frutas y verduras cocidas: se pierden vitaminas, pero de este modo son más digestivas. Elige las judías verdes, las endibias, las zanahorias, las ensaladas hervidas, y en cuanto a las frutas: pera, melocotón y ciruelas pasas.
  • Bebidas: toma leche de soja y lácteos desnatados (yogures y quesos), porque la lactosa presente en la leche entera puede hinchar el vientre. Y también es poco digerible. Bebe agua sin gas rica en magnesio (cuidado con su efecto a veces laxante) en pequeñas cantidades, pero de manera muy regular. El agua puede reducir la sensación de hambre si se toma antes de las comidas, pero con una pequeña reserva: es posible que después de comer tengas hambre más rápidamente, porque el agua se elimina enseguida. Así que vale más comer una entrada compuesta por verduras crudas ricas en agua, ya que se digiere menos rápidamente.
  • Las virtudes del pescado: no dudes en comer pescado al menos dos veces por semana. Los pescados grasos no lo son tanto y no te harán engordar más que los pescados magros. Todo el pescado aporta nutrientes interesantes: fósforo, omega 3, proteínas, hierro.

 

¿Qué actividad física hay que hacer para tener un vientre más plano?

Para estar delgada y tonificada, tendrás que mantener a la fuerza un nivel bajo de masa grasa, inferior al 16% (menos del 10% en el caso de los hombres). Para ello, como sabes, es imprescindible hacer deporte. Una actividad cardiovascular regular (al menos 30-45 minutos, 2 o 3 veces por semana) te permitirá eliminar la grasa y estabilizar tu peso: opta, por ejemplo, por hacer bicicleta estática, elíptica o cinta de correr. Para volver a tener un vientre plano, te aconsejamos también que completes tu actividad cardiovascular con un trabajo de refuerzo muscular y sobre todo con ejercicios de abdominales. Para empezar, puedes utilizar aparatos basculantes que guían el movimiento y ayudan a mantener una buena posición durante la práctica. Elige, por ejemplo, el AB 110 o el AB 220, o el AB 350 para un uso más regular.

 

Para tener un vientre plano, trabaja el músculo transverso

En cuanto al vientre como tal, hay que trabajar el músculo transverso, que es el músculo más profundo del abdomen, ya que está situado debajo del músculo recto mayor, los oblicuos menores y mayores y bajo los flancos. Permite sujetar el vientre y las vísceras. Por lo tanto, es el músculo transverso el que hay que trabajar y para ello nada mejor que contraer el vientre a diario (durante ese tiempo, el transverso está en acción) y hacer ejercicios de refuerzo. La plancha abdominal es un ejercicio muy eficaz si se ejecuta correctamente. Contrae el vientre y ponte en posición para hacer flexiones o con los antebrazos apoyados en el suelo, mantén la posición unos segundos y repítela 3 o 4 veces. Nuestro consejo: hazlo delante de un espejo, ya que así serás más consciente de tu postura.

 

Para tener un vientre más plano hay que relajarse

El vientre se conoce comúnmente como el "segundo cerebro". ¡Las preocupaciones y el estrés pueden tener efectos nefastos sobre este encéfalo central! Por ello, hay que cuidarlo y para ello los masajes ventrales son perfectos, porque contribuyen a eliminar la masa lipídica. Son el complemento perfecto de una alimentación sana y de una actividad física. Pueden realizarse varios tipos de masajes:

  • El amasamiento: como si se tratara de una masa, hay que amasar los michelines, durante unos 15 minutos al día.
  • El palper-rouler: puede ser doloroso, porque el objetivo es mover la grasa del músculo.
  • El drenaje: está recomendado para favorecer la eliminación de la celulitis. Se practica mediante movimientos circulares.

 

 

 

En definitiva, tener un bonito vientre para el verano es fácil: ¡solo hay que comer, eliminar y hacerse masajes!

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
FITNESS
conseils-shape-exercice-special-plage-anti-ventre-mou

¿Harta de meter la barriga hacia dentro para simular un vientre plano…? Te presentamos un programa exprés antipanza para superar con éxito la prueba del biquini.

(4)
MULTIDEPORTES

Reducir el número de calorías que ingieres al día está bien, pero hacerlo más en serio, para tener el máximo de posibilidades de alcanzar el objetivo es aún mejor.

(4)
IR ARRIBA