¿Cómo tener el máximo de energía durante el verano?

Empieza el día con un desayuno lleno de energía

 

Después del ayuno de la noche y ante la perspectiva de un nuevo día, el desayuno es la comida que marca el tono y permite ponerse en forma física y mentalmente. Representa alrededor de un cuarto del aporte alimentario diario.

Un desayuno equilibrado se compone de:

  • Un producto a base de cereales (pan, cereales de desayuno, biscotes...) para llenarse de energía.
  • Un producto lácteo (leche, yogur, queso blanco...) para llenarse de calcio.
  • Una fruta fresca para llenarse de vitaminas.
  • Una bebida para empezar el día bien hidratado.

 

La fruta: un concentrado de sustancias tonificantes...

La fruta es muy importante para la salud porque está repleta de lo que se conoce como micronutrientes: vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, cuya función es proteger el organismo.

 

Muchas veces se oye decir que las vitaminas aportan energía. ¡Pero de hecho no aportan ninguna caloría! La realidad es que las vitaminas no aportan energía como tal, pero juegan un papel importante en la vitalidad del organismo. Lo que hace que las vitaminas sean indispensables es que ayudan a que el cuerpo asimile bien lo que le aportamos. Las vitaminas son, por lo tanto, unas sustancias vitales, que el organismo es incapaz de fabricar. La alimentación es la única fuente de vitaminas de nuestro organismo.

Aprovecha las frutas de temporada, ya que con el verano hay disponible una gran variedad de frutas ricas en sabores y colores. Come al menos dos o tres frutas a diario.

 

Alimentos que estimulan la energía

  • El agua

Beber agua es la manera más sencilla y más rápida de estimular la energía. La deshidratación puede dejar al organismo sin energía, provocar cambios de humor y alterar el funcionamiento energético del cuerpo.

  • Las féculas

Las féculas son ricas en glúcidos complejos. Los glúcidos son unos nutrientes esenciales que proporcionan energía al organismo a lo largo de toda la jornada. Las féculas tienen a menudo la mala fama de que engordan. Es un error, porque son ricas en glúcidos, que son indispensables - entre otros - para nuestros músculos y nuestro cerebro. Los glúcidos son utilizados como carburante principal por el organismo. Solo se almacenan como grasa si su consumo es exagerado.

  • El polen

El polen es una gran fuente de vitaminas B. Permite combatir eficazmente el cansancio.

  • Las nueces

Las nueces tienen un contenido importante en omega 3, un ácido graso esencial que se cree que ralentiza la producción de cortisol (la hormona del estrés) y que aumenta al mismo tiempo el nivel de serotonina (la hormona del humor). Además, la nuez es especialmente rica en vitaminas E y B, además de tener minerales como el potasio, el magnesio, el calcio y el hierro.

Por lo tanto, las nueces son ideales como tentempié.

  • El chocolate

El chocolate negro es rico en magnesio, un mineral que permite combatir el cansancio, el estrés y la ansiedad. Se cree que el consumo de chocolate favorece la secreción de endorfina, la hormona de la felicidad. Además, tomar chocolate aporta placer y satisfacción. Lamentablemente, hay que consumir el chocolate con moderación, ya que es rico en materias grasas. En cualquier caso, un trocito de chocolate al día, puede alegrar el final de una comida...

  • Los cítricos

Los cítricos están repletos de vitamina C. Esta vitamina es un potente antioxidante que da un verdadero impulso a nuestro sistema inmunitario y ayuda a resistir mejor las agresiones microbianas.

Ahora ya tienes todos los elementos para pasar un verano lleno de energía y de buen humor. 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA