¡SE ACABARON LAS AGUJETAS!

(5)

Nos acechan a menudo después de una clase o después de un esfuerzo físico inapropiado para el cuerpo: ¡quién no conoce las agujetas al día siguiente! ¡Los músculos sufren en silencio y nos hacen sentir un dolor a veces intenso… ¡y resulta imposible no notarlo! ¿Cómo aliviar las agujetas? Domyos te da sus trucos.

 

¿De dónde vienen las agujetas?

¡Las agujetas dan la voz de alarma! Surgen cuando el esfuerzo físico es inhabitual o demasiado intenso. Los músculos sometidos a prueba sufren pequeños traumatismos. Son causados por micro-lesiones musculares y los dolores resultan de la acción reparadora de los glóbulos blancos. Estos últimos se regeneran en masa durante la noche, de ahí la aparición de estos populares dolores musculares al día siguiente, al levantarnos…

Las agujetas afectan sobre todo a las personas que se inician a una práctica deportiva, a las que vuelven a entrenar después de haber estado unos meses paradas o a las que aumentan la dificultad de sus sesiones.

 

¿Cómo evitarlas?

¡No le exijas tanto a tu cuerpo! Piensa en volver a practicar una actividad física de manera progresiva, sin forzar.

  • Estira y calienta tu cuerpo antes de realizar cualquier esfuerzo para condicionarlo: calentando el músculo, tendrás una mejor flexibilidad, tus tendones serán más elásticos y aumentarás el caudal de oxígeno en la sangre.
  • No olvides los estiramientos después de tu sesión, tus músculos los necesitan para alagarse con suavidad

 

Los gestos que alivian

El dolor que surge después de una práctica deportiva resulta ser intenso durante 48h, a veces 24h para los más afortunados. ¡Hay que armarse de paciencia para olvidarlo! Mientras tanto, intenta realizar estos gestos milagrosos para aliviar el dolor.

 

  • Relaja el músculo gracias al calor: un buen baño te vendrá bien para aliviar las agujetas
  • Masajea con delicadeza las zonas dolorosas con o sin pomada analgésica para calentar el músculo y evitar eventuales contracturas
  • Sigue estirando y realiza unos ejercicios de flexibilidad, ¡o mejor aún, apúntate a una clase de stretching!
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA