conseils-multisports-astuces-se-detendre-avec-le-sport

5 TRUCOS PARA RELAJARSE CON LA PRÁCTICA DEPORTIVA

Al margen de los beneficios para el cuerpo, el deporte también ayuda a relajarse. Con unos trucos sencillos y eficaces, una buena sesión, intensiva o relajante, el cuerpo y la mente eliminan cualquier tensión.

 

La respiración abdominal

La respiración abdominal sirve para relajarse al máximo antes, durante o después de la práctica deportiva: Inspira por la nariz y expulsa el aire por la boca lo más lentamente posible.

Para relajarse mejor, vale la pena tomarse un tiempo para desconectar y aislarse de todo lo que nos rodea.Concéntrate en la respiración durante algunos minutos. Cierra los ojos y concéntrate en el aire, en cómo entra en los pulmones hasta el vientre y en cómo éste se hincha lentamente.Y para terminar, concéntrate en el aire que sale y en cómo se lleva las tensiones acumuladas.

Tomarse una pausa para respirar con el vientre aporta vitalidad y energía cuando te sientes cansado. Si practicas esta respiración a menudo, ganarás  tono instantáneamente.

Para poder concentrarte en la respiración, busca un lugar tranquilo y estírate, siéntate con las piernas cruzadas o en la postura de diamante, sentado sobre las rodillas. Es importante encontrar un lugar cómodo y tomarse el tiempo de elegir la posición de relajación.

 

Practica yoga

El yoga es la actividad de relajación por excelencia. Te permite relajarte, concentrarte en la forma en que ocupas el espacio, en los movimientos, refuerza y aporta flexibilidad.

Para practicar yoga, crea o encuentra un espacio tranquilo, sin tensiones negativas para practicar esta disciplina entre 30 minutos y 1 h. Durante la sesión, analiza tus sensaciones cuando realizas los ejercicios para aprovechar completamente la relajación.

 

Práctica intensiva

Para los deportistas menos sensibles a las prácticas tranquilas y a los que les cuesta eliminar tensiones, las actividades deportivas de evasión, en especial las físicas, son otra forma de eliminar estrés.

La sensación de relajación y bienestar tras una práctica intensiva se debe en gran medida a la endorfina, una molécula que produce el cerebro y que se dispersa por el sistema nervioso y por los tejidos del organismo para producir los efectos positivos contra la angustia y la ansiedad.

La concentración del esfuerzo físico realizado y el orgullo de haber logrado el objetivo deportivo también ayudan a olvidar el estrés y a tener un intenso sentimiento de relajación.

 

No olvides los estiramientos

Incluso fuera de una sesión deportiva y a cualquier hora del día, los estiramientos despiertan y desperezan tranquilamente el cuerpo. Los estiramientos son una forma sencilla de evitar contracturas y ganar en tranquilidad. Pocos minutos bastan para sacarles el máximo provecho.

Ayudan a relajar el cuerpo y a eliminar lo antes posible las tensiones musculares o articulares.Al realizar estiramientos, la temperatura del cuerpo aumenta de forma progresiva y, por una acción mecánica, la contracción-relajación de los músculos modifica la presión de los capilares sanguíneos y mejora la circulación de la sangre al mismo tiempo que se eliminan toxinas.

Un cuerpo estirado también puede enfrentarse al estrés, por una sencilla razón: cada movimiento usa dos músculos opuestos al mismo tiempo:uno se contrae mientras que el otro se estira. Cuando estás estresado, los músculos opuestos se tensan, lo que provoca un bloqueo de la movilidad articular y dolores.

 

Meditación y concentración

¡Ten tiempo para tomarte tiempo! Cuando te relajas tras una sesión de deporte, a la relajación del cuerpo que llega poco a poco, músculo tras músculo, le puedes añadir una respiración pausada y controlada.

Concéntrate en la relajación de los músculos faciales, la barbilla, los hombros, el tórax, la espalda, los brazos, la pelvis y las piernas. Escucha durante unos minutos cómo el cuerpo se encuentra en armonía con la respiración.

Para terminar el ejercicio, siente la energía vital que invade tu cuerpo, las baterías se recargan.

Los deportistas pueden visualizar una competición reciente, las emociones de una victoria o de un buen entrenamiento.

IR ARRIBA