5 MITOS SOBRE EL FITNESS

(7)

¿Son prejuicios o falsas creencias? ¡Vamos a descubrir la verdad! En este artículo analizamos 5 mitos que probablemente hayas oído sobre el fitness.

 

1. LA MUSCULACIÓN,¿ES UN DEPORTE DE MUSCULITOS?

A pesar de la imagen de músculos desmesuradamente marcados, hay muchas otras motivaciones para practicar regularmente ejercicios de musculación. Dado que los músculos sostienen todo nuestro cuerpo durante las actividades diarias, es necesario trabajar la musculatura de forma regular.

 

Los beneficios de la musculación:

  • ganar fuerza

  • mejorar tu rendimiento físico

  • tener un cuerpo firme y tonificado

  • prevenir el riesgo de lesiones

 

Los mejores ejercicios de musculación para dibujar una silueta esbelta sin aumentar la masa muscular son los ejercicios con el peso corporal. Estos ejercicios contribuyen a mejorar la explosividad muscular, es decir, el aumento de velocidad de tu contracción muscular. Ganarás en potencia y tonicidad, moldearás tus músculos sin marcarlos y tendrás una silueta perfecta.

Nuestro consejo: recuerda trabajar de forma equilibrada todas las partes del cuerpo para no desequilibrar el desarrollo muscular.

2. ¿ERES DEMASIADO MAYOR PARA PRACTICAR DEPORTE?

¿Quién dijo que a partir de cierta edad no es recomendable practicar deporte? Para tener una mente sana en un cuerpo sano a cualquier edad, es recomendable practicar como mínimo 30 minutos de actividad física diaria. Con una práctica regular, te mantendrás en buena forma, es cuestión de encontrar la práctica más adecuada.

 

El fitness reúne un conjunto de disciplinas variadas. Fácilmente encontrarás una que responda a tus expectativas, sin importar tu edad ni tu nivel de práctica. Recuerda que actividad deportiva no es necesariamente sinónimo de esfuerzo de gran intensidad. Hay prácticas suaves como el yoga, el pilates, el stretching, que trabajan especialmente la flexibilidad y los estiramientos.

 

No importa el ejercicio que practiques, lo principal es que disfrutes practicándolo. ¡No olvides que una actividad física regular es la mejor garantía de buena salud!

 

3. RUTINA DEPORTIVA: ¿BUEN O MAL HÁBITO?

No podemos negar que la rutina deportiva es muy práctica en cuanto a organización, pero rápidamente puede transformarse en un freno para desarrollar el rendimiento. Si siempre realizas la misma secuencia de ejercicios, es probable que tu cuerpo se acostumbre rápidamente y cada vez domines mejor la dificultad. Para romper la monotonía y no estancarte en la práctica, debes cambiar regularmente de método de trabajo y salir continuamente de tu zona de confort. La clave de un buen entrenamiento es incomodar al organismo y buscar la dificultad. Para progresar, intensifica el trabajo para que tu cuerpo esté en situación de estrés y siga progresando.

 

Nuestro consejo para un programa de puesta en forma completo y eficaz: cambia tu programa de entrenamiento cada 6 semanas. Simplemente puedes cambiar los ejercicios o aumentar el número de repeticiones de cada movimiento. No te olvides de alternar entrenamientos de refuerzo muscular con entrenamientos de cardio.

 

4. ¿EL ENTRENAMIENTO DIARIO PROPORCIONA MEJORES RESULTADOS?

Al contrario de lo que pueda parecer, entrenar cada día no significa progresar más rápido. Cuando practicas una actividad física, los músculos se cansan, sufren microlesiones y necesitan un tiempo de descanso para recomponerse. Por ello es importante prever un tiempo de recuperación entre dos sesiones. Permítete como mínimo 24 h de descanso entre cada entrenamiento, no te olvides de los estiramientos y de hidratarte bien. Si no respetas este ritmo, aumentas el riesgo de lesiones y de agotamiento. Es vital que escuches tu cuerpo, no lo fuerces.

 

¿Lo sabías? La práctica intensiva de un deporte acelera el envejecimiento de nuestro organismo porque oxida prematuramente las células.

 

5. ¿ABDOMINALES PARA UN VIENTRE PLANO?

Los ejercicios de abdominales, ya sean clásicos, sobre las rodillas, o sit up... son conocidos por su eficacia para tonificar el vientre. Sin embargo, en estos ejercicios solo se trabajan los músculos superficiales de la zona abdominal. Todo el esfuerzo que realices será poco visible si no trabajas también los músculos profundos. Para conseguirlo, realiza en paralelo sesiones de estabilización o secuencias de pilates. Con este trabajo, reducirás la cintura y lucirás una silueta armoniosa y tonificada.

 

¡Tu forma de respirar afecta a tu cintura! Tenemos tendencia a respirar al revés, lo que provoca una distensión de la piel y de la zona abdominal. Con la edad, estos efectos se amplifican. Para evitarlo, dedica un momento una vez al día a realizar respiraciones profundas.

 

Ejercicio de respiración: Por ejemplo, por la mañana cuando te despiertes, acostada en la cama, coloca las manos sobre el vientre. Toma aire en profundidad, por la nariz, y llévalo al vientre para hincharlo al máximo. A continuación, suelta el aire por la boca e intenta acercar el ombligo hacia la columna vertebral todo lo que puedas. Practica unas diez respiraciones durante varios minutos.

Si realizas correctamente el ejercicio, notarás una ligera tensión en los músculos profundos, es la prueba de que estás practicando bien y de que el trabajo es eficaz.

Una ventaja más: si te despiertas con suavidad, empezarás el día de forma más relajada y sin tensión.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
Banco de musculación BM530
199,99 €*
4.10 / 5 97 Opiniones
    PEQUEÑO MATERIAL DE FITNESS ARO DE TONIFICACIÓN
    14,99 €*
    4.40 / 5 78 Opiniones
      APARATO DE MUSCULACIÓN VIENTRE Y ABDOMINALES ABS 220
      32,99 €*
      3.60 / 5 77 Opiniones
        IR ARRIBA