ELEGIR BIEN SU CINTA PARA CORRER

Volver

¿Quieres lanzarte en la compra de una cinta para correr pero no sabes cuál elegir? ¡Para que puedas vivir las mejores sensaciones y para responder a tus expectativas deportivas, lee estos consejos para poder elegir la cinta que más te guste!

 

 

Antes de elegir, las buenas razones para invertir

 

 

  • Una ventaja importante: ¡la de correr… en casa y a su ritmo!
  • Una inversión duradera, a largo plazo
  • Un material sólido y accesible a todos para practicar con total seguridad, también recomendado para la reeducación
  • Una mejor amortiguación que sobre los revestimientos urbanos

 

Ciertos criterios son indispensables a la hora de elegir tu cinta para correr.

En primer lugar, tienes que considerar unos elementos personales que son determinantes en la elección de la cinta para correr:

  • Determina tu nivel deportivo: ¿eres principiante o más bien confirmado?
  • Define tu objetivo: ¿tu cinta te servirá para una reeducación cardiaca? ¿Ponerte en forma? ¿Perder peso? ¿Un complemento para otro deporte? ¿Una práctica ocasional, regular o intensiva?

 

 

 

¿Qué cinta para qué uso?

 

Tapis de course Domyos - Cardio training

Las cinta para caminar y para correr ofrecen un abanico variado de ejercicios, haga el tiempo que haga y en todo momento. Con una máxima seguridad y confort para tus articulaciones. En función de tus necesidades, determina el uso de tu cinta.

 

 

La práctica ocasional

 

Aquí hablamos de puesta en forma o de reeducación. La búsqueda del rendimiento no es criterio determinante, la potencia del motor no es una prioridad.

La cinta para caminar walk’in de Domyos es ideal para una práctica ocasional del cardiotraining. Permite realizar hasta 30 mn de jogging, de marcha activa o moderada al día.

 

 

La práctica regular

 

Relativa a los corredores ocasionales a regular que desean practicar el cardio training a domicilio. En este caso, se privilegiará una cinta para correr que permita realizar una media de 45 mn de carrera al día como la cinta TC 2. La potencia del motor es confortable y el usuario también podrá elegir diferentes programas de entrenamiento al igual que una inclinación que va hasta el 10% lo que permite un trabajo muscular de las piernas más importante.

 

 

La práctica intensiva

 

Para los confirmados y adeptos del rendimiento que desean practicar regularmente, la mejor elección es una cinta para correr cuya superficie es adaptada a todas las pisadas. Para unos períodos de entrenamiento largos y para una carrera que pueda alcanzar hasta 16 km/h, opta por una cinta para correr más completa como la TC 4 equipada de excelentes soluciones técnicas y de una potencia superior, ya que propone más programas de entrenamiento y se beneficia de un sistema de inclinación que puede ir hasta el 10%.

 

 

 

¿Cinta para caminar o para correr?

 

 

De 1 a 8km/h, tu práctica gira alrededor de una experiencia de marcha (de «lenta» a «deportiva»). A partir de 8km/h, tu práctica se orienta hacia el jogging y la carrera a pie.

La cinta para caminar es más compacta que la cinta para correr. Existen 2 tipos: sin motor y con motor.

 

Sobre una cinta sin motor, lo que hace avanzar la banda de rodadura es el apoyo del pie sobre ésta. Por este motivo, esta cinta está inclinada, con el fin de facilitar el movimiento.  Esta cinta es más ligera, pero no ofrece la posibilidad de caminar sobre llano y su fluidez puede ser limitada en función de los modelos (lo que provoca en estos casos más trabajo por parte de las articulaciones).

 

Sobre una cinta para caminar motorizada, es un motor el que lleva la banda de rodadura. Ésta tiene una velocidad constante, que el usuario define a su gusto (a partir de 1km/h). La ventaja es doble: la posibilidad de caminar sobre llano y un confort óptimo para las articulaciones.

Existen numerosos modelos de cinta para correr. Cada cinta está concebida para ofrecerte un confort de uso en función de un abanico de velocidad deseada, gracias a la adecuación de elementos tales como la superficie de carrera, la potencia del motor o la estructura. Estos elementos tendrán un impacto directo sobre el tamaño del producto … y sobre su precio.

 

 

¿Qué características para qué ventajas?

 

 

La superficie de carrera

 

Cuanto más rápido camines/corras, más grandes serán tus pisadas. La superficie de carrera debe estar adaptada a tu práctica.  Para caminar entre 1km/h y 6km/h, una superficie de 100cm x 40cm convendrá perfectamente. Una cinta para caminar será el aparato más adaptado. Para caminar/correr entre 6km/h y 8km/h, una superficie de carrera de 120cm x 40cm te ofrecerá confort. Finalmente, para correr a partir de 10km/h, opta por 130cm x 45cm y más. No hay nada mejor que probar el producto en situación real para estar convencido.

 

 

La potencia del motor

 

Garante de la velocidad, el motor depende del uso que quieras hacer de tu cinta para correr. Cuanto más rápido vayas, más elevada será la potencia del motor.

Esta potencia también está ligada al peso máximo del usuario anunciado en el producto. ¿100kg? ¿130kg? Las exigencias serán diferentes. Un motor con una potencia adaptada a tu uso prolongará la duración de vida de tu producto. El 1er elemento a estudiar es la potencia del motor «continua» (potencia que el motor puede proporcionar permanentemente). El segundo elemento es la potencia de «pico» (potencia disponible puntualmente, por ejemplo en una fase de aceleración).

 

 

La amortiguación

 

¡Una de las ventajas «confort» de la práctica sobre una cinta! Las buenas cintas para correr están a menudo provistas de un sistema de amortiguación, cuya sofisticación cambia de un modelo a otro. Éstos reducen los choques sufridos por tus rodillas y por todas tus articulaciones. La amortiguación debe estar adaptada a tu uso: para la marcha, una amortiguación suave te aportará un mejor confort articular y una sensación de «rebote». Para la carrera, una amortiguación más dura ofrecerá más impulso y dinamismo durante el uso… y de ahí menos pérdida de energía.

 

 

La inclinación

 

Perfecto para un trabajo muscular de las piernas más importante, el sistema de inclinación permite variar la práctica simulando recorridos en ascenso. Los músculos de la parte inferior del cuerpo (glúteos, muslos) y los de la cincha abdominal (refuerzo) se ven más solicitados y la pérdida de calorías se ve acelerada (¡hasta 4 x más para una inclinación de un 20% por ejemplo!). Existen 2 tipos de inclinaciones: con ajuste manual, que necesita detener el producto para regular la inclinación, y con ajuste automático, que permite la evolución de la inclinación durante la práctica.

 

 

La consola

 

La consola te aporta informaciones de base ligadas a tu práctica: velocidad, distancia recorrida, tiempo de práctica, media de las calorías quemadas. Encontramos modelos sencillos e intuitivos para la práctica de la marcha y modelos más «tecnológicos» para las cintas para correr.

Concéntrate en los instrumentos de medida y en los diferentes programas propuestos que permiten evaluar los resultados y la progresión, en las compatibilidades propuestas (coaching o MP3) y en la facilidad de lectura de las informaciones (tamaño de la pantalla, retro-iluminación). En función de los modelos, la frecuencia cardiaca también estará presente (para esta última, no hay nada más preciso que un cinturón cardiofrecuencímetro).

 

 

El peso máximo del usuario

 

En función de los modelos, éste va de menos de 100kg a más de 150kg. Cada cinta está dimensionada a nivel de su estructura y de su motor para acoger con total seguridad y de manera duradera a un usuario con un peso «máximo».

 

 

La estabilidad

 

La estabilidad de carrera depende del peso de la cinta para correr. Cuanto más pesada sea la cinta que elijas, más estabilidad, más fluidez y más comodidad te ofrecerá. La base en el suelo (largo y ancho) también es un criterio a tomar en cuenta para una buena solidez del aparato.

 

 

Integración al hábitat

 

Sistema de plegado/desplegado: al final de tu práctica, la mayoría de las cintas ofrece la posibilidad de doblar la superficie de carrera. Para desplegarla de nuevo, una asistencia permite acompañar el movimiento.

Algunas cintas también ofrecen otras posibilidades: ¡el grosor de la cinta para caminar Domyos Walk’In permite su almacenaje bajo la mayoría de las camas, para ganar espacio al máximo!

Sistema de desplazamiento: la mayoría de las cintas está equipada de ruedas de desplazamiento. Por consiguiente, hay que saber que algunas cintas son más fáciles de desplazar que otras (el peso total y las zonas de prensión son elementos importantes en este caso).

 

 

Montaje

 

Prever entre 30mn y 1H para montar la mayoría de las cintas. O descubre los productos sin montaje, al igual que los nuevos modelos Domyos «listo para el empleo».

 

Comentarios